Archivos en la categoría Sen clasificar

España fracasó en Río

Lo dicen los números, que son el mejor método de objetivización conocido. Sin ellos, solo nos quedan las opiniones, normalmente interesadas o indocumentadas. Basta con seleccionar una unidad de medida; el número de medallas por millón de habitantes, por ejemplo. Y aplicar esa variable a un conjunto de países comparables; pongamos, la Unión Europea. Y bien, este es el resultado.

De los 28 países de la Unión (aún incluimos a Gran Bretaña), 24 han obtenido medalla. La media de trofeos por millón de personas es de 0,64. ¿Cuál creéis que es el índice español? Pues el 0,37. ¿Fracasó o no fracasó España? Veamos una comparación en mayor detalle.

A años luz están Dinamarca (2,63 medallas por millón) y Croacia (2,38)

Muy, muy lejos, allende la capacidad visual de la delegación hispana, quedarían Eslovenia (1,90), Hungría (1,53), Lituania (1,38), Países Bajos (1,12) o Suecia (1,11).

Aún inalcanzables, ahí tenemos a Gran Bretaña (1,03), República Checa (0,94), Estonia (0,77), Eslovaquia (0,74) o Francia (0,65).

Algo más cerca pero aún por encima, nos encontramos con Bélgica (0,53), Grecia(0,52), Alemania (0,51), Italia (0,48) o Irlanda (0,43).

Y por debajo de España, tan solo Polonia (0,29), Bulgaria (0,28), Rumanía (0,25), Finlandia (0,18), Austria (0,11) y Portugal (0,10).

Repito: ¿fracasó o no fracasó? Un artículo sobre esto en Actuación mediocre de España en Río.

¿Qué países acogen refugiados?

MCH_SIRIA-REFUGIADOS

Estaba yo en la playa de Riazor, eran las seis de la tarde, lucía el sol y acababa de darme un estimulante baño en las aguas del Atlántico. Para entretener el tiempo sobre la toalla, había llevado el número 336 de la revista GEO que ofrecía en portada un reportaje sobre Grecia, “Belleza radiante en el Mediterráneo” era su título exuberante.

Interesante el resto del contenido, con artículos sobre el efecto de la luz eléctrica en Myanmar, el auge de aplicaciones online en Uganda o la moda del Big Data aplicada al reino animal, entre otros. Pero la información que más llamó mi atención venía publicada en las páginas 88-89 y ni siquiera aparecía en el índice. En ellas se pretendía dar respuesta a una pregunta que jamás he visto y oído en los medios de comunicación de mayor difusión:

¿Dónde viven y de dónde vienen los refugiados? 

Aclaremos antes de facilitar el listado de países el concepto de refugiado según la Convención de Ginebra de 1951: son aquellos seres humanos que, al ser perseguidos y estar su vida en peligro, se ven obligados a buscar amparo fuera de su país. Estos son los Estados de los cuáles han tenido que huir mayor número de seres humanos en los últimos años:

1. Palestina: 5.096.000 personas. 2. Siria: 2.800.000 personas. 3. Afganistán: 2.557.000 personas. 4. Somalia: 1.122.000 personas. 5. Sudán: 649.000 personas. 6. República Democrática del Congo: 500.000. 7. Myanmar: 480.000 personas. 8. Irak: 401.000 personas. 9. Colombia: 397.000 personas. 10. Vietnam: 314.000 personas. 11. Eritrea: 308.000 personas. 12. China: 195.000 personas. 13. Sri Lanka: 123.000 personas. 14. Sahara Occidental: 117.000 personas. 15. Sudán del Sur: 114.000 personas. 16. Costa de Marfil: 86.000 personas. 17. Etiopía: 77.000 personas. 18. Irán: 75.000 personas. 19. Rusia: 74.000 personas.

Vistos los países de donde proceden los refugiados en el mundo, se admiten apuestas para acertar el ranking de países que los acogen. Ahí va:

1. Pakistán: 1.617.000 personas. 2. Irán: 857.000 personas. 3. Líbano: 857.000 personas. 4. Jordania: 642.000 personas. 5. Turquía: 610.000 personas. 6. Kenia: 535.000 personas. 7. Chad: 435.000 personas. 8. Etiopía: 434.000 personas. 9. China: 301.000 personas. 10. Estados Unidos: 264.000 personas. 11. Irak: 246.000 personas. 12. Yemen: 241.000 personas. 13. Francia: 233.000 personas. 14. Bangladesh: 231.000 personas. 15. Egipto: 230.000 personas. 16. Sudán del Sur: 230.000 personas. 17. Uganda: 221.000 personas. 18. Venezuela: 204.000 personas. 19. India: 188.000 personas. 20. Alemania: 188.000 personas.

Así es, dos países de Europa, tres países del llamado “Primer Mundo”, ninguno en las principales posiciones. ¡Para sentirse orgullosos!

Los errores encadenados de Del Bosque

DelBosqueEs el primer post o artículo que escribo en mi vida sobre fútbol. Tampoco exactamente sobre fútbol, sin embargo; más bien sobre el coste de no tomar la decisión correcta en el momento adecuado. En esta fórmula -decisión correcta, momento adecuado- descansa una de las grandes claves de los éxitos, triunfos en terminología deportiva.

Parecerá ventajista, escribir tal cosa después del fracaso de la Eurocopa, pero no lo es. Tengo testigos a porrillo que pueden acreditar el origen de estas ideas. Cada vez que surgía la cuestión, defendía yo lo mismo: Del Bosque debe irse. A continuación mis razones:

  1. La derrota en el Mundial de Brasil fue de tal calado, que solo admitía una respuesta quirúrgica. Mantener la misma estructura significaba intentar alargar la vida de un cuerpo ya extinto, caduco y bajo sospecha.
  2. El principal indicio del agotamiento del seleccionador y su equipo tiene un nombre: Iker Casillas. Haber seleccionado al portero más inseguro y en las peores condiciones de la Liga española representó una decisión de un impacto brutal. Primero en los propios jugadores, desconcertados ante un portero completamente fuera de tono, y después en los resultados: las derrotas vergonzantes contra Holanda y Chile fueron propiciados por múltiples fallos graves de Casillas.
  3. Insistir en la titularidad del portero madrileño, eso que se llamó eufemísticamente “transición dulce”, supuso un nuevo error de bulto. De Gea, un arquero de talla internacional, fue tratado en la Selección como un juvenil, siempre a la sombra de Casillas. Jugar la Eurocopa con el portero del Oporto en el banquillo solo pudo provocar inseguridad en De Gea, que no ofreció en Francia su nivel habitual.
  4. Del Bosque despreció en los últimos años a jugadores que tendrían que ser fundamentales en la convocatoria de la Eurocopa. En concreto, a Gabi, Íñigo Martínez y Vitolo. El caso de Gabi resulta especialmente significativo: años de rendimiento portentoso ignorados por el seleccionador. Gabi sería un sustituto de garantías de Busquets, necesitado, como todos, de un bien calculado descanso. Íñigo Martínez sería igualmente un magnífico sustituto de Piqué y Ramos, en lugar de Bartra y Sanjosé, ninguneados en el torneo. Vitolo debería haber participado también en las convocatorias con asiduidad, un jugador que se adapta perfectamente al juego de la Selección y que presenta un nivel competitivo en una posición con un déficit de jugadores españoles relevantes. También debería haberse incluido a Javi Martínez, el central del Bayern, muy por encima de Bartra y Sanjosé aun cuando acabase de salir de una lesión.

Estas eran mis razones antes de la celebración de la Eurocopa. Una vez se inició el torneo, añadí algún motivo más. El principal, quizás, ese papel de protagonismo inaudito concedido a Sergio Ramos, un jugador capaz de lo mejor (sus cabezazos en los saques de esquina atacantes) y lo peor (el resto de lances del juego). Ramos es un jugador volátil y prepotente, en ningún caso debería ostentar la capitanía del equipo. El lanzamiento del penalti contra Croacia, estando en el campo Iniesta, Silva, Cesc o Aduriz, representa un ejemplo monumental de estulticia futbolística. El culmen del despropósito vino de las declaraciones de Del Bosque al respecto: “los penaltis no se entrenan”. Atómico!

Otro error gordo fue mantener los mismos once jugadores que habían salido ante Chequia y Turquía. Contra Croacia, teniendo presente el anterior punto 4, tendrían que haber jugado Azpilicueta, Javi Martinez, Íñigo Martínez, Coke, Tiago Alcántara, Gabi, Aduriz y Vitolo, un equipo fresco y competitivo. España habría jugado y no perdido. Del Bosque colocó a los mismos y ahí llegó la gran pifia. Sin embargo, equipo había, grandes jugadores, para vencer a Italia y a cualquiera. Pero se salió sin plan y a merced de una Selección italiana que sí había estudiado al rival. El último error de Del Bosque, espero.

Mis candidatos para sustituirlo: Valverde y Quique Setién. Veremos lo que hace Villar, ese que fue incapaz de tomar la decisión correcta en el momento adecuado…

 

Nomes

Un chámase como se chama por algo. Meu pai chamábase Marcelino e eu son quen son, o fillo de meu pai. El, se cadra, tiña máis dúbidas, seu pai chamábase Francisco. Marcelino, que ven de Mars, deus da guerra o do lume. Estou no mundo, xa que logo, para cambiar o que me arrodea, montando, ou tentando montar, guerras e incendios, nada hai tan capaz de cambiar a face dun territorio… Non é que me chame Marcelino: eu son un claro Marcelino. Outros chámanse Jacinto ou Reinaldo e nin saben por qué…

4 frases sueltas

So lamento ter intelixencia abonda para ser consciente das miñas inferioridades

Solo lamento tener la inteligencia suficiente para ser consciente de mis inferioridades

A vida é unha carreira de obstáculos; cada obstáculo é un amigo ao que debes traizoar antes ou despois

La vida es una carrera de obstáculos; cada obstáculo es un amigo al que debes traicionar antes o después

Xenialidade implica que a maioría acepte o criterio ou a valoración da minoría que comprende o xenio

Genialidad implica que la mayoría acepte el criterio o la valoración de la minoría que comprende al genio

Votarías / Pertencerías a un partido que subvenciona unha fundación creada para honrar a figura dun ditador?

Votarías / Pertenecerías a un partido que subvenciona una fundación creada para honrar la figura de un dictador?

Por que morre un blog?

A trenza naceu coa novela e morre con Pallarega, outra novela. Esta é unha morte de fición, como tódalas mortes no eido virtual onde un nunca termina de morrer.

A trenza, o blog, morre porque as forzas diverxentes de antes son agora converxentes, porque a enerxía centrífuga de onte é  hoxe centrípeta, porque daquela un sentía a necesidade de dispersión, de exploración, e desta sinte a conveniencia de concentración.

E falece tamén, ou hiberna, porque entón un traballaba nunha compañía esencial para o País, e colaboraba en Vieiros, Xornal, a Radio Galega…, e había un executivo que gobernaba en clave galega… Aquela compañía despenouse, estes medios suicidáronse, e o deste goberno desafía ata a capacidade de resistencia.

E sen embargo A trenza morre por un exceso de palabras. Neste día de Folga Xeral, morre pola folga indefinida das palabras.

No último número de Tempos Novos (lédeo, aí está todo), atópanse tamén as razóns que explican por que morre un blog, este. É texto do Bieito Iglesias: “O proxectista de Cinema Paradiso, vello e cego, confésalle ao seu pupilo: Chega un momento en que falar parécese moito a estar calado. Por iso eu calo. A miña avoa Josefa tamén chegara a idéntica conclusión e cando quería demostrarme o seu incomodo, repetía: Non teño gana de leria. Non creo que exista tal cousa como Deus ou o Espírito do Mundo (hegeliano ou marxista) e iso invita a calar. Os anos vólvente budista silencioso ou entrecocido rosmón”.

Iso mesmo.

A importancia de chamarse SPHENIA

Un nome pode ser simplemente un eco, un son, ou tamén pode significar algo. Sóame ben, dixeches, pero non sei o que significa, unha cuncha ou algo así. En efecto, un molusco. Daquela, significaría algo para unha empresa de biotecnoloxía, ou de investigación mariña, por exemplo, pero nada para unha de consultoría estratéxica, isto tal se pretende, modestamente.

Ou si, algo pode significar. Unión, dúas cunchas xuntas forman un molusco; unha soa cuncha, pasada polo forno, un primeiro prato.

Que pasa se partímo-la palabra? Tiven un profesor, Mr. Tristan, que nos aprendeu a diferenciar o son do S líquido e o da sílaba ES. Collía un termo, digamos “stupid”, e facíanos repetir a súa pronuncia alongando o S de máis a menos, sssssssssssssstupid, sssssssstupid, sssstupid, sstupid, stupid, stupid. Velaí a diferencia entre Ssssssssspain e Espain. Spain viría significar a dor da S, algo así. Ben, falabamos de partir Ssssssssphenia. Que podería significar –phenia. Seica entre a capacidade mental dun individuo e a súa personalidade, quizais a razón. Eis esquizofrenia, a razón fragmentada. Xa que logo, SPHENIA podería representar a razón colectiva, do S, a personalidade plural; incluso, a forza mental do grupo, podería…

Represente o que tal represente, temos rexistrado xa o .com (sphenia.com) inda que eu preferiría ter o .sp (sphenia.sp), talvez menos comercial (menos .com) pero máis incuestionable. Mesmo ese efecto subliminar, SP: servizo público.

En fin, a min gustábame máis COLATTERAL, xa o dixera, pero agora gústame máis SPHENIA. Por como soa e polo que significa: futuro.  

A pel de Almodóvar

O cine, como a literatura, ofrece os seus servizos para nos evadir da realidade. Cando esta, a realidade, se amosa máis nefasta, cine e literatura deberían medrar, prognostico eu. Descoñezo se ocorre. Nestes tempos, por exemplo, eu prefiro mil veces ler unha novela ca un xornal, ver unha película antes ca un noticiario (“o parte”, dicía meu pai).

Cando as cousas se torcen, a envexa aflora aínda con máis forza. Prefeririamos estar na pel de tantos outros! Na pel dos deportistas que gañan millóns de euros, na dos políticos da dereita que axiña gañarán novas cotas de poder, na dos cregos, bispos e cardinais que verán crecer a súa influencia, na dos directivos xubilados  das empresas en quebra…

Na intersección dos dous parágrafos anteriores atópase Almodóvar. Acaba de presentar “La piel que habito”, película que recibe máis atención có resto de películas españolas producidas este ano xuntas. Cóntanme que ata as Cantareiras de Ardebullo lle dedicaron un dos seus debates. Seica a Xunta de Galicia, que tanto recorta en Cultura, subvencionou a gravación. Será porque un recanto compostelán e o Pazo de Oca aparecen nalgunhas secuencias, irrecoñecibles para o espectador en calquera caso. Será por iso.

Sendo declarado admirador do cine de Almodóvar, vexo a súa capacidade creadora en clara recesión, tamén. Incluso a súa autoesixencia como profesional. As incoherencias de La piel que habito superan os límites máis xenerosos que un estea disposto a flexibilizar cando asiste a unha película do aclamado director español. O rocambolesco guión achega ata tres razóns transcendentes para un secuestro: a vinganza pola filla violada, a necesidade de recuperar a esposa morta tras un accidente de circulación e o obxectivo revolucionario de crear unha pel resistente ó lume e ás picadas dos insectos. Unha sorte de santísima trindade de motivos para un único secuestro verdadeiro. Despois, outras consideracións coma a esperpéntica escenificación do suposto ambiente científico ou a banalización necesaria do que sería o máis grande avance experimental da historia contemporánea da humanidade.

Así que finalmente, un sae da última peli de Almodóvar coa mesma sensación de crise existencial na que se desenvolve nos últimos meses, coa impresión de ter perdido miserablemente o tempo e con sete euros menos no peto. Un mal investimento.

Fame negra

Tiven que buscala no dicionario. Non sabía como diciamos Hambruna en galego. Dise fame negra e non cabe mellor descrición. Poderíase dicir tamén vergoña branca, alma podre, conciencia inexistente. 109.000 millóns de euros para evitar a quebra de Grecia. Hai dous días, cando xa se declarara a Hambruna. Botei un ollo a varios diarios dixitais. En ningún deles, Somalia estaba entre as 10 noticias máis vistas. Non nos interesa, evidentemente. Somalia, aquel país onde os mariñeiros se tornaron piratas. Esta nova si nos interesa. Por iso, agora, mandamos barcos de guerra. Que alguén envíe comida, por favor!

O que nunca che direi (creo)

O que nunca che direi (creo)

  • Por que?
    • Porque tes unha vida, claro.
  • Por iso?
    • Completa; que che fai estar sempre tannn ocupada
  • Por iso?
    • E por el… sobre todo por eles
  • Por iso?
    • E polos demais
  • Por iso?
    • Tan ocupada que nin escoitarías
  • Por iso?
    • En último caso, preferirías (rirías) non tomalo en serio.
  • Por iso?
    • Simularías unha parvada ou, ofendida, unha burla
  • Por iso?
    • Algo inconcibible, a ignorar in media tamén te
  • Por todo iso?
    • En realidade, por nada diso.
  • Por que entón?
    • Por…
  • Fidelidade?
    • Muller…
  • Por que logo?
    • Por medo, supoño. Si, por medo. Por iso seguramente nunca cho direi (creo)