España fracasó en Río

Lo dicen los números, que son el mejor método de objetivización conocido. Sin ellos, solo nos quedan las opiniones, normalmente interesadas o indocumentadas. Basta con seleccionar una unidad de medida; el número de medallas por millón de habitantes, por ejemplo. Y aplicar esa variable a un conjunto de países comparables; pongamos, la Unión Europea. Y bien, este es el resultado.

De los 28 países de la Unión (aún incluimos a Gran Bretaña), 24 han obtenido medalla. La media de trofeos por millón de personas es de 0,64. ¿Cuál creéis que es el índice español? Pues el 0,37. ¿Fracasó o no fracasó España? Veamos una comparación en mayor detalle.

A años luz están Dinamarca (2,63 medallas por millón) y Croacia (2,38)

Muy, muy lejos, allende la capacidad visual de la delegación hispana, quedarían Eslovenia (1,90), Hungría (1,53), Lituania (1,38), Países Bajos (1,12) o Suecia (1,11).

Aún inalcanzables, ahí tenemos a Gran Bretaña (1,03), República Checa (0,94), Estonia (0,77), Eslovaquia (0,74) o Francia (0,65).

Algo más cerca pero aún por encima, nos encontramos con Bélgica (0,53), Grecia(0,52), Alemania (0,51), Italia (0,48) o Irlanda (0,43).

Y por debajo de España, tan solo Polonia (0,29), Bulgaria (0,28), Rumanía (0,25), Finlandia (0,18), Austria (0,11) y Portugal (0,10).

Repito: ¿fracasó o no fracasó? Un artículo sobre esto en Actuación mediocre de España en Río.

Los comentarios han sido cerrados para esta nota