Santiago, ciudad invitada en la Feria del Libro de Buenos Aires

Una Feria del Libro es, ante todo, una feria. Una feria, sí, esa suerte de tradición medieval que implica llevar el comercio a la calle, los feriantes exponen sus mercancías a la vista de los viandantes, de los que callejean. Una feria del libro se revela una exposición pública de palabras para su distribución, de palabras agrupadas, hiladas e industrialmente encuadernadas.

Entre el 21 de Abril y el 9 de Mayo, la palabra, laica y encuadernada, toma la calle en Buenos Aires. Es su Feria Internacional del Libro. La Feria de Buenos Aires se distingue de otras convocatorias por múltiples factores. Quizás el más llamativo sea el convite que cada año desde 2013 realiza a una ciudad del mundo. En las ediciones anteriores, Ámsterdam, Sao Paulo y México fueron las ciudades invitadas. En 2016, lo es Santiago de Compostela.

Por eso presentamos allí “El Danubio no pasa por Buenos Aires”, el sábado 30 a las 7 de la tarde. Estarán también 25 escritores gallegos, una representación significativa de distintos géneros y estilos. 25 + 1. Ese uno soy yo, Marcelino F. Mallo, que presentará su novela acompañado por el gran Xavier Alcalá, escritor de amplísima obra entre la que se encuentran distintos títulos vinculados a Argentina.

Posiblemente se encontrarán pocos libros que sinteticen mejor que “El Danubio no pasa por Buenos Aires” el espíritu de esta edición de la Feria. Pocos textos que evoquen la relación intensa, casi fervorosa, que la Historia –en mayúscula– se empeñó en crear entre Santiago y Buenos Aires. Y pocos que describan ambas ciudades desde perspectivas tan diversas.

Los comentarios han sido cerrados para esta nota