O textil galego en apuros

A empresa coruñesa de confección Caramelo atópase en proceso de liquidación. Antes tamén quebraran Antonio Pernas, a ferrolá Unicén, a ordense Viriato, a boirense Jealfer (que tenta agora renacer) ou as lalinenses Toypes e Montoto. Outras empresas galegas do sector téxtil estiveran a piques de pechar as portas, como Selmark ou Guerral, mentres que firmas tan acreditadas como Adolfo Domínguez, Kina Fernández, Roberto Verino ou Alba Conde viviron (e algunha segue a vivir) momentos extremadamente delicados. 

No artigo que vimos de publicar en Economía digital “Os restos do textil galego” preguntámonos: “Por que hai quince anos si e hoxe non? É que as marcas Inditex barren con todo? É que o modelo, se hai un identificable, peca de erros estratéxicos insalvables? É que as equivocacións tácticas e de xestión son contaxiosas? Cal é a razón da desfeita?”

Seica unha desas razóns son os custos de distribución que implica a creazón dunha rede de tendas de marca propia. Disque dispara o efecto imaxe e incrementa o cota do mercado. Mais de que serve se afoga as finanzas das empresas? Entón é cando un apela ao espírito da cooperación, que tende a aforrar custos ao tempo que potencia a implantación no mercado. Non sería posible unha alianza entre as máis senlleiras firmas galegas de moda para lanzar unha estratexia conxunta de comercialización? Sería tan disparatado crear unha rede de tendas multimarca onde se ofrecesen as roupas de, poñamos, Adolfo Domínguez, Alba Conde, Antonio Pernas, Bimba e Lola, Caramelo, Florentino, Kina Fernández, Roberto Verino e Viriato?

Velaquí queda a proposta, que a ninguén con capacidade de manobra chegará seguramente. E velaquí deixo de novo ligazón ao texto do artigo xa citado: “Os restos do textil galego“.

 

Gdansk, Breslavia, Cracovia

134-gdansk-solidaridadDejamos Varsovia y tiramos hacia el norte, Gdansk a la espera. Calculamos, o más bien estimamos, la edad de Lech Walesa. Decidimos que unos 70 años y al llegar al hotel ni siquiera abrimos la wikipedia para comprobarlo. De Gdansk nos llamaban Solidaridad y los astilleros. Descubrimos mucho más…

Descubrimos una ciudad de ladrillo, de ámbar y de graneros, una urbe empeñada en dejar huella histórica. Fue hanseática en la Edad Media, ciudad libre o autónoma en varias épocas, el 1 de setiembre de 1939 empezó Hitler allí mismo la Segunda Guerra Mundial, en 1945 la arrasaron los rusos, en 1981 el sindicato Solidaridad comenzó, posiblemente sin ser demasiado conscientes, la liberación de los países del llamado Telón de Acero…
79-gdanskLo primero a destacar, vivamente, es el grandioso trabajo de reconstrucción de la ciudad, que hoy se pasea con la sensación de circular entre edificios originales del medievo. La Vía Real, de la Puerta Alta a la Puerta Verde cruzando el Mercado Largo, y su continuidad en ángulo recto por el Muelle (también) Largo que sigue el cauce del Motlawa, es una ruta que quedará gravada en la memoria por siempre jamás. La Ciudad Vieja aledaña merece un reconocimiento similar. En los alrededores de Gdansk, convendría dar una vuelta por Oliwa para admirar su espigada catedral, un lugar donde refrendar la sentida y vasta religiosidad del pueblo polaco. A dos pasos, el pueblo balneario de Sopot: sobre la pasarela que forma su malecón, uno puede adentrarse en el mar Báltico. Enfrente, el Gran Hotel donde se alojó Hitler mientras sus soldados violaban la soberanía de este sufriente país.

165-breslavia-universidadSiguiente etapa: Breslavia, Wroclaw en idioma local. Por el camino, hemos de renunciar a ciudades que exigirían una parada como Torun o Poznan; ya se sabe, la maldición del turista obligado a elegir. Breslavia constituyó la sorpresa del viaje. En ella conviven 160.000 universitarios, más de 400 duendes de bronce, 110 puentes (sobre el río Oder), una docena de islas y la memoria de los 22.000 prisioneros asesinados por los rusos en 1940 en la cercana Katyn. En la ciudad se alternan el agua y el suelo con igual armonía que los edificios históricos y las construcciones soviéticas. El Rynek, la ciudad vieja de Wroclaw, presenta una disposición urbanística única. No muy lejos de la ciudad, visita obligada, de las que se convierten en recuerdo imborrable, a las Iglesias de la Paz en Swidnica y Jawor.

255-cracovia-mina-de-sal-de-wielizkaY por fin Cracovia, la ciudad “afortunada” que se libró de ser arrasada durante la Segunda Guerra Mundial. En ella los nazis instalaron una sede de su gobierno en Polonia, ahí queda la explicación. Pero le atizaron duro igualmente. Las historias tétricas asociadas al gueto de Cracovia paralizan el corazón. Pocos se salvaron, algunos de ellos, Roman Polanski, Helena Rubinstein, consiguieron grandes logros tras sobrevivir a aquel infierno.  Centro neurálgico en la Gran Plaza del Mercado desde donde se expanden distintas rutas posibles, todas ellas poseedoras de múltiples encantos. Alguna de las vías conducirá a la espléndida Colina Wawel donde se ubican la Catedral y el Castillo Real. Cracovia provoca una quizás esperada seducción la cual se convierte en hechizo cuando se visitan las minas de sal de Wieliczka: el interminable descenso a la Capilla subterránea de Santa Kinga (en la foto) será una de esas experiencias que jamás habrás imaginado vivir.

Cerramos el círculo regresando a Varsovia. Si quieres saber como enfocar la visita a la capital de Polonia, aquí te dejo el link sobre nuestra estancia: Polonia capital Varsovia. Fin del camino.

Polonia capital Varsovia

cactusUn blog personal es como un cactus: aunque no lo riegues, se mantiene tan campante sin muestra alguna de deterioro. De repente, el dueño se percata y decide echarle un poco de agua. Hoy es el día en que volvemos a regar este blog intermitente. Lo hacemos con Polonia, adónde viajamos hace algo más de un mes.

Polonia, país que se llama acordeón por sus continuos aumentos y reducciones de tamaño a lo largo de la Historia, nace como Estado en el siglo X. Promulgó en el XVIII la segunda Constitución del mundo, que les duró tan solo cuatro años. Austria, Prusia y Rusia se la repartieron y la borraron del mapa durante 123 años. En el siglo XVII, había sido arrasada por los suecos. En el siglo XIX, lo es también por los rusos. Polonia recupera la independencia al final de la Primera Guerra Mundial. Le dura esta vez 20 años. El uno de setiembre de 1939 son invadidos por los nazis; unos días más tarde, por los rusos a quienes hasta ese momento Polonia consideraba aliados. La invasión doble había sido acordada por las dos grandes potencias en el Pacto Ribbentrop-Molotov.

29-varsovia-barrio-de-pragaDurante la Segunda Guerra Mundial, seis millones de polacos fueron asesinados por los soldados de Hitler, tres millones judíos, otros tantos cristianos. Un ejemplo concreto de aquella bestialidad, los 200.000 polacos ejecutados tras la sublevación del gueto judío de Varsovia. La guerra se acercaba a su fin, de ahí que todavía hoy se mantenga el debate nacional: ¿fue aquella rebelión un acto de heroísmo o una trágica estupidez? Hay sólidos argumentos en ambos lados de la posible respuesta. Terminó la guerra, Polonia sufrió un nuevo ajuste territorial y se condenó a una existencia bajo el yugo de la Unión Soviética. Así fue hasta diciembre de 1990 cuando Lech Walesa es nombrado presidente de la República tras una hermosa revolución. 45-varsovia-stare-miasto

Viene a cuento este breve resumen histórico porque aun hoy que Polonia se ha convertido en un país desarrollado e integrado en la Unión Europea, esta historia sigue viva y cualquier visitante la siente y la palpa. Es como el latido de una identidad en riesgo permanente de desaparición. Y bueno, el 28 de setiembre llegamos a Varsovia. Nos alojamos en un hotel cerca del Parque Lazienki, que bien merece un largo paseo de reconocimiento. Estábamos a cuatro o cinco kilómetros de la Ciudad Vieja, reconstruida ladrillo a ladrillo, un emplazamiento que agradecimos. Cada día caminábamos por distintas rutas y de este modo conseguimos conocer una capital que es mucho más que su Stare Miasto. Recomendable, por ejemplo, la llamada Vía Real, y el Palacio de la Ciencia y la Cultura, el Museo de Chopin, el barrio obrero de Praga, todavía en transición desde la época del Telón de Acero, también la casa natal de Marie Salomea Skłodowska, conocida popularmente como Madame Curie.

Despois de publicar o post, atopo un papeliño cunhas notas que tomei nalgún momento da estadía en Varsovia:

Varsovia, cidade de espazos abertos que o ceo tenta pechar cun manto de nubes. Varsovia a cidade dos parques inmensos e fermosos, das avenidas amplas, da coraxe dun pobo que se empeñou na súa supervivencia. Velaí a Cidade Vella, vienesa, imperial dun imperio que nunca existiu. Eis Praga, o barrio obreiro que aínda vive a transición. Entre Varsovia centro e Praga, o Vístula que non achega virtuosismo á cidade como outros ríos de Centroeuropa; segue fluíndo máis ben como vestixio dunha historia treboenta que quere ao final acougar no seo de Europa.

Sigue la ruta por Gdansk, Breslavia y Cracovia

Marcar la diferencia

iffeEste año tendré el honor de dirigir el MBA que IFFE Business School cursa en su magnífica sede de Oleiros, A Coruña. Será un curso con seguridad intenso al final del cual nuestros alumnos sabrán Marcar la Diferencia. “Make the difference”, este eslogan expresa como ningún otro el desafío que representa dejar de ser un buen trabajador para convertirse en un profesional excepcional…

Si este concepto resulta de tu interés, puedes leer un artículo completo al respecto en este enlace: Profesionales que marcan la diferencia.

Un sector lácteo próspero

vacaEn Setembro pasado, redactei para a revista Galegos o artigo “Un sector lácteo próspero”. Ese habería ser o obxectivo, tan lonxano por falta de vontade e de pericia, a partes iguais, dos dirixentes galegos e españois que nada semellan querer saber do “asunto”.

Un dos últimos parágrafos do artigo dicía:

Habemos ser conscientes do valor do leite para tornar o rural galego nunha contorna próspera e sustentable de características propias que aborden un futuro de progreso a partir dunhas condicións únicas e unha tradición digna de ser honrada. Galicia necesita o leite para o seu desenvolvemento e o leite precisa do compromiso de Galicia para a súa prosperidade.

O resto en: Un sector lácteo próspero

 

 

Donald Trump y las armas

Primero unos datos sobre muertes en las principales ciudades norteamericanas:

Chicago es la tercera capital de Estados Unidos atendiendo a su población tras Nueva York y Los Angeles. Las autoridades locales se muestran preocupadas por la evolución de los crímenes con armas de fuego en la ciudad. En los primeros ocho meses del año, 2.808 personas has sido tiroteadas lo que supone una media de 82 a la semana. Fruto de tanto gatillo fácil, 487 ciudadanos han sido asesinados. Más que por los números en términos absolutos, la alarma parece producirse por la comparación: en Nueva York llevan 222 víctimas por disparos de armas de fuego; en Los Angeles, 176.

Ahora unos datos sobre la industria de las armas en Estados Unidos:

13.500 millones de dólares ingresa anualmente la industria armamentística USA; 3.100 millones $ de ventas en el comercio al por menor; 11 millones de armas producidas al año, el 96% destinadas al mercado nacional; stock aproximado de 300 millones de armas propiedad de particulares; en el 31% de los hogares estadounidenses hay al menos un arma.

Y en el medio de ambas realidades, encontramos a Donald Trump. En este artículo se dan las claves:

Donald Trump se muestra partidario del derecho a portar armas

 

 

Unha estratexia para En Marea

en MareaGalicia vai mal, moi mal, décadas de devalo sen que os ciclos económicos afecten de xeito relevante a vaga de desolación económica do País. Os datos demostran o que a realidade amosa: décadas de perda de poboación, avellentamento, liquidación de postos de traballo, marcha das principais empresas, nulas oportunidades laborais para a xente nova, emigración coma única saída. Galicia necesita una renovación urxente e profunda das súas estruturas e, como cada convocatoria, as vindeiras eleccións representan una nova ocasión.

Por múltiples razóns de peso, o Partido Popular debe pasar á oposición en Galicia. Mais semella que as circunstancias tampouco esta vez non son propicias. Co BNG ao seu e o PSdeG ao de calquera outro, En Marea revélase como a única opción capaz de darlle a volta á situación. A alternativa parece aínda verde mais tempo é xusto do que non se dispón.

No artigo adxunto (O DAFO das Mareas) publicado en Galicia Confidencial, analizo a posición de partida de En Marea de cara ás eleccións do 25S tirando da coñecida ferramenta a través da que se identifican os factores externos (Ameazas, Oportunidades) e internos (Fortaleza, Debilidade) nos que habería de incidir para mellorar a capacidade de competir. Necesitamos unha estratexia para gañar as vindeiras eleccións. Polo ben do País!

España fracasó en Río

Lo dicen los números, que son el mejor método de objetivización conocido. Sin ellos, solo nos quedan las opiniones, normalmente interesadas o indocumentadas. Basta con seleccionar una unidad de medida; el número de medallas por millón de habitantes, por ejemplo. Y aplicar esa variable a un conjunto de países comparables; pongamos, la Unión Europea. Y bien, este es el resultado.

De los 28 países de la Unión (aún incluimos a Gran Bretaña), 24 han obtenido medalla. La media de trofeos por millón de personas es de 0,64. ¿Cuál creéis que es el índice español? Pues el 0,37. ¿Fracasó o no fracasó España? Veamos una comparación en mayor detalle.

A años luz están Dinamarca (2,63 medallas por millón) y Croacia (2,38)

Muy, muy lejos, allende la capacidad visual de la delegación hispana, quedarían Eslovenia (1,90), Hungría (1,53), Lituania (1,38), Países Bajos (1,12) o Suecia (1,11).

Aún inalcanzables, ahí tenemos a Gran Bretaña (1,03), República Checa (0,94), Estonia (0,77), Eslovaquia (0,74) o Francia (0,65).

Algo más cerca pero aún por encima, nos encontramos con Bélgica (0,53), Grecia(0,52), Alemania (0,51), Italia (0,48) o Irlanda (0,43).

Y por debajo de España, tan solo Polonia (0,29), Bulgaria (0,28), Rumanía (0,25), Finlandia (0,18), Austria (0,11) y Portugal (0,10).

Repito: ¿fracasó o no fracasó? Un artículo sobre esto en Actuación mediocre de España en Río.

¿Qué países acogen refugiados?

MCH_SIRIA-REFUGIADOS

Estaba yo en la playa de Riazor, eran las seis de la tarde, lucía el sol y acababa de darme un estimulante baño en las aguas del Atlántico. Para entretener el tiempo sobre la toalla, había llevado el número 336 de la revista GEO que ofrecía en portada un reportaje sobre Grecia, “Belleza radiante en el Mediterráneo” era su título exuberante.

Interesante el resto del contenido, con artículos sobre el efecto de la luz eléctrica en Myanmar, el auge de aplicaciones online en Uganda o la moda del Big Data aplicada al reino animal, entre otros. Pero la información que más llamó mi atención venía publicada en las páginas 88-89 y ni siquiera aparecía en el índice. En ellas se pretendía dar respuesta a una pregunta que jamás he visto y oído en los medios de comunicación de mayor difusión:

¿Dónde viven y de dónde vienen los refugiados? 

Aclaremos antes de facilitar el listado de países el concepto de refugiado según la Convención de Ginebra de 1951: son aquellos seres humanos que, al ser perseguidos y estar su vida en peligro, se ven obligados a buscar amparo fuera de su país. Estos son los Estados de los cuáles han tenido que huir mayor número de seres humanos en los últimos años:

1. Palestina: 5.096.000 personas. 2. Siria: 2.800.000 personas. 3. Afganistán: 2.557.000 personas. 4. Somalia: 1.122.000 personas. 5. Sudán: 649.000 personas. 6. República Democrática del Congo: 500.000. 7. Myanmar: 480.000 personas. 8. Irak: 401.000 personas. 9. Colombia: 397.000 personas. 10. Vietnam: 314.000 personas. 11. Eritrea: 308.000 personas. 12. China: 195.000 personas. 13. Sri Lanka: 123.000 personas. 14. Sahara Occidental: 117.000 personas. 15. Sudán del Sur: 114.000 personas. 16. Costa de Marfil: 86.000 personas. 17. Etiopía: 77.000 personas. 18. Irán: 75.000 personas. 19. Rusia: 74.000 personas.

Vistos los países de donde proceden los refugiados en el mundo, se admiten apuestas para acertar el ranking de países que los acogen. Ahí va:

1. Pakistán: 1.617.000 personas. 2. Irán: 857.000 personas. 3. Líbano: 857.000 personas. 4. Jordania: 642.000 personas. 5. Turquía: 610.000 personas. 6. Kenia: 535.000 personas. 7. Chad: 435.000 personas. 8. Etiopía: 434.000 personas. 9. China: 301.000 personas. 10. Estados Unidos: 264.000 personas. 11. Irak: 246.000 personas. 12. Yemen: 241.000 personas. 13. Francia: 233.000 personas. 14. Bangladesh: 231.000 personas. 15. Egipto: 230.000 personas. 16. Sudán del Sur: 230.000 personas. 17. Uganda: 221.000 personas. 18. Venezuela: 204.000 personas. 19. India: 188.000 personas. 20. Alemania: 188.000 personas.

Así es, dos países de Europa, tres países del llamado “Primer Mundo”, ninguno en las principales posiciones. ¡Para sentirse orgullosos!

Son los ingresos fiscales, imbécil

Es la clave de la economía española en estos momentos. Lo lleva siendo algunos años pero parece que no se enteran. O no quieren enterarse. De lo contrario, pondrían en marcha una política opuesta. La principal debilidad de las cuentas públicas españolas se encuentra en el lado de los ingresos: en términos de PIB, los ingresos públicos españoles se sitúan 8,4 puntos por debajo de los países euro (38,2 vs 46,6%). A ver si vamos comprendiendo la dimensión de este dato. Hablamos de un déficit de ingresos superior a los 80.000 millones de euros anuales. Si tuviésemos un régimen fiscal similar a los países de la Eurozona, España dispondría de 80.000 millones de euros para articular una potente estrategia de inversión y para apuntalar el Estado del bienestar y las políticas sociales. Lo que nos prometen son… ¡rebajas de impuestos! Pero es que no saben leer las cifras?! Por cierto, el gasto público en España está por debajo de la media de la Unión Europea, que se sepa también.

Puedes leer el artículo completo, que incluye unas comparativas bien sugerentes, en el siguiente enlace:

Corregir el déficit de ingresos debería ser un factor clave del acuerdo de investidura